Los inversores chinos perciben una evolución favorable de la economía española

Estudio “Chinese FDI in Spain: Global Outlook 2023”, elaborado por ICEX-Invest in Spain, en colaboración con KPMG en España.

Estudio “Chinese FDI in Spain: Global Outlook 2023”.

Los inversores chinos perciben una evolución favorable de la economía española
  • El estudio de ICEX-Invest in Spain y KPMG conmemora el 50º aniversario del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre China y España.
  • Los sectores más destacados son los de transporte y plataformas logísticas, sector industrial, consumo y retail, infraestructuras e ingeniería y energía.
  • Los inversores chinos concluyen como fortalezas la calidad de vida, el tamaño del mercado y las infraestructuras.
  • El 60% de las empresas chinas ven a España como un entorno favorable para la innovación.

Con motivo del 50º Aniversario del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre China y España, se ha presentado este martes en el Auditorio del ICEX el estudio “Chinese FDI in Spain: Global Outlook 2023”, elaborado por ICEX-Invest in Spain, en colaboración con KPMG en España. Para la realización de este estudio se han tenido en cuenta las respuestas recogidas de 80 empresas de capital chino con sede en España y también a las entrevistas de ocho directivos de dichas empresas.

Frente a los desafíos evidentes derivados de un contexto económico y geopolítico marcado por la inflación y las políticas monetarias restrictivas, las empresas chinas muestran un notable optimismo respecto al contexto económico de nuestro país, mejorando la posición frente al resto de Europa.

Elisa García, directora ejecutiva de ICEX-Invest en España, aseguraba que “España es un país muy abierto a la inversión extranjera. Según el FDI Regulatory Index de la OCDE, España es el noveno país menos restrictivo de la OCDE para la inversión desde el punto de vista normativo".

Del mismo modo, la valoración del entorno empresarial para los negocios es calificada por los encuestados como positivo. De esta manera, la calidad de vida, el tamaño del mercado local, el acceso a otros mercados (y muy en particular a la Unión Europea), las infraestructuras, la integración de expatriados, las plataformas logísticas y la disponibilidad de profesionales con alto nivel de formación son indispensables para el buen desarrollo de las diversas actividades.

Las relaciones bilaterales a un nivel institucional son un tema al que se ha prestado especial atención, considerando los ejecutivos encuestados que los lazos institucionales favorecen la atracción de inversión hacia España. Asimismo, el marco regulatorio, además de estar bien valorado, recibe comentarios muy positivos al ser comparado con el de otros estados de la UE.

El estudio refleja una gran diversidad en términos de facturación como en el tamaño de las empresas de origen chino. Por otro lado, se observa que 30% de las compañías comercializan la totalidad de sus productos y servicios en el mercado español. En cuanto a la inversión en I+D, el 34% de las empresas consultadas declaran invertir en esta área.

Entre las compañías encuestadas, España destaca como un epicentro de transformación digital, innovación y enfoque ESG, aspectos que las empresas chinas están reconociendo y adoptando activamente en sus estrategias.

Las empresas

El 65% de las empresas encuestadas establecieron su sede en España durante la década de 2010 a 2020. Por su parte, el tipo de establecimiento que predomina son filiales, sucursales y M&A, entre otros. Por consiguiente, se pone de manifiesto la apuesta seria y de largo plazo por el mercado español.

David Höhn, socio responsable de China Practice en KPMG en España, ha explicado que “las empresas chinas se han convertido en protagonistas en muchos sectores de la economía española, como el transporte o el sector industrial. Esto se debe gracias a la gran contribución para el desarrollo económico, creación de empleo, y a las buenas relaciones entre China y España que han adquirido una gran importancia a lo largo de la última década".

De esta manera, de las empresas chinas instauradas en territorio español, casi siete de cada diez escogieron la Comunidad de Madrid (65%) como su ciudad favorita para llevar a cabo su actividad, seguida muy de lejos por Cataluña (18%). Además, de la actividad desarrollada por sectores, destaca de forma sobresaliente el sector del transporte y plataformas logísticas frente al sector industrial, consumo y retail, banca y seguros, infraestructuras e ingeniería, tecnología, energía, telecomunicaciones, entre otros.

En cuanto a las exportaciones, cabe destacar que la mayoría de las empresas chinas exportan su producción fuera de España. Por otro lado, se descubrió que el 30% de ellas venden sus productos y prestan sus servicios exclusivamente en el mercado español. Y el 35% de las empresas exporta menos del 25% de lo que producen.

Cabe destacar que, para directivos tanto chinos como españoles de estas organizaciones multinacionales, una gestión intercultural efectiva y la retención de talento se posicionan como pilares para el éxito empresarial en el país.